Fast Rules
•Con tu ficha aceptada puedes abrir un tema. ¡Queremos leerte!
•Sin color no puedes rolear en post ni en chatbox.
•Respeta para que te respeten.

Conexión
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Afiliaciones
HERMANOS
Instituto Takemori
One More
Afiliación Hermana
Afiliación Hermana
Afiliación Hermana
ELITE
DGM: Fallen AngelsPsycho-Pass RPGINNOCENT MALICECrear foroCrear foro
DIRECTORIOS

Últimos Temas
Últimos temas
» [Normal] Shibarame Highschool; the prison
Miér Ago 26, 2015 5:57 pm por Invitado

» Welcome to the night ― Cry out || Afiliación normal
Mar Abr 07, 2015 7:22 pm por Invitado

» Afiliación élite Heaven's Door
Vie Abr 03, 2015 8:09 am por Invitado

» Alisyum - Afiliación élite (cambio de botón)
Miér Abr 01, 2015 12:24 am por Invitado

» Euphir Virietum | YAOI+18 «NORMAL»
Lun Mar 16, 2015 11:50 pm por Invitado

» Sunflower [Afiliación ELITE]
Lun Mar 16, 2015 8:44 pm por Invitado

» Había una vez un Pez~ (priv.)
Jue Mar 05, 2015 5:21 pm por Khan O'Brien

» Cambio de botón-Elite-La Pluma y la Ficción
Lun Mar 02, 2015 8:52 pm por Invitado

» Spirit Soul - Confirmación élite
Dom Feb 22, 2015 12:29 am por Celica Mykhalé Alaska

Staff
Celica Mykhalé Alaska
WEBMASTER
Mp - Perfil

"Somos lo que somos al final, cada quien escogió su madera"
Alanriace Blutkreislauf
ADMINISTRADOR
Mp - Perfil

"Del deseo más profundo, viene el odio más letal"
Yamato Akiyama
MODERADOR
Mp - Perfil

"La oscuridad envuelve mi alma como negras cadenas, pero jamás atrapará mi corazón"

Temas Importantes

Estación
Comienza en Febrero y dura hasta finales de Mayo, esta es la estación más parecida al verano terrestre. Abundancia de frutas y verduras, los animales cuidan a sus crías recién nacidas, el sol y las temperaturas agradables reinan y, probablemente lo mejor de todo, el Festival de Media Libra tiene lugar.


What should I do? [Priv. Midnight]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

What should I do? [Priv. Midnight]

Mensaje por Sora J. Hahn el Mar Jun 10, 2014 4:11 pm

Impotencia, cansancio, extenuación, debilidad, desaliento, agobio... Todos estos adjetivos tienen un significado en común que, entre otros, es el agotamiento, y por cada paso que daba el jóven Sora más se pronunciaban estos síntomas en su cuerpo exhausto. Llevaría como ¿cuánto?... Podrían haber pasado 2 días o más, para él había sido como una completa eternidad, sin comer ni beber nada de nada, solo respirando el aire fresco que ocupaba el espacio de soledad que le rodeaba. Desde que cruzó aquel espejo no sabía ni donde estaba ni por qué, no sabía si aquí el tiempo pasaba más lento, porque a el los días se le hacían muy largos y las noches muy cortas. Tampoco sabía si al día siguiente iba a amanecer con tres soles radiantes en el horizonte.

Las únicas preguntas que rondaban ahora mismo la cabeza del chico eran siempre las mismas; "¿Comeré algo hoy?" "¿Me encontraré a algún ser vivo de una vez por todas?" La desesperación incluso le llevó a la locura, pensaba una y otra vez que esto era un castigo del propio Satanás por haber declinado su "perfecta" oferta, y que ahora se encontraba en Dios sabe dónde esperando a su muerte.

"Sora... ¿Qué vamos ha hacer? ¿Dónde estamos?" Preguntó su único acompañante. "No lo sé Kuro... no lo sé" En cierto modo culpaba a Kuro de la situación actual, ya que a lo mejor si no llega a ser por su empujón, no estarían en esta situación. Pero por otro lado pensaba que el espejo solo simbolizaba su destino fatal, que fuese a donde fuese siempre iba a estar ahí y era el castigo del daño causado a todas las personas que le protegieron en un pasado. Pero después de pensar estas locuras, que poco a poco afectaban más a su nivel de cordura, siempre agitaba la cabeza intentando olvidarse de esas cosas, ahora lo único que le preocupaba era mirar hacia adelante e intentar vivir un día más.

Derrotado frente a la desesperación y al estar completamente desorientado, decidió pararse en un árbol que ya había marcado con anterioridad para asegurarse de que estaba andando en círculos por el bosque. Se apoyó contra el tronco del árbol y se deslizó hasta quedar sentado sobre el suelo seco. Su ropa se encontraba rota por diferentes sitios, y en algunas partes había quemaduras. Su tez que solía ser blanca ahora se encontraba llena de manchas.

"Perdón Sora... Nunca debería de haberte empujado a través del espejo..." Dijo el gato de dos colas mientras se sentaba sobre las piernas del chico y le miraba a los ojos, los cuales se encontraban mirando al horizonte como si hubiese visto un fantasma, sin parpadear durante mucho tiempo. El joven tardó en reaccionar pero finalmente acarició el lomo del animal mostrando una sonrisa en su rostro.

-¿Sabes... ? Nunca pensé que iba a morir de esta forma... - dijo mientras soltaba una risa mostrando la perdida de cordura. - Es estúpido... - después de estas palabras, el chico cerró los ojos, y se quedo dormido por la falta de energía.
avatar
Sora J. Hahn
Hibridos
Hibridos

Mensajes : 11


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: What should I do? [Priv. Midnight]

Mensaje por Midnight el Miér Jun 25, 2014 3:41 am

Le dolían los pies, tenía sed, pero no quería terminarse todavía el agua que llevaba en las dos cantimploras que todavía tenía encima, estaba cansada y hasta las narices de caminar. Además, para colmo de males, a causa del calor, la  oscura camisa de tirantes tenía un redondeado manchurrón de sudor que se le pegaba a la piel de manera desagradable cada dos por tres. Lo que conseguía irritarla más de lo que había esperado en un principio. Era sumamente molesto viajar cuando no se estaba cómoda, pero, por suerte, ya no le quedaba demasiado para llegar a su destino.

Como en tantas otras ocasiones, se dirigía hacia el Espejo de Altea, aquel que visitaba de manera tan asidua sin aparente mayor motivación que la vana esperanza de comprobar por algún medio que seguía sola en aquel mundo, que su contraparte no la había seguido. Sin embargo, como en todas las ocasiones anteriores, sabía que no encontraría nada, ni una señal, ni una marca, ni una sola pista de su doble que le indicara que había cruzado a aquel mundo. ¡Por todos los círculos del infierno! ¿Por qué seguía adelante en aquel periódico viaje en busca de ninguna respuesta si sabía perfectamente lo que iba a suceder? ¿Acaso no sería más sencillo simplemente vivir la vida que se había logrado en vez de amargarse la existencia con la idea de que la volvieran a atacar?

Reflexionaba justamente sobre aquellas cosas y otras tantas de menor relevancia cuando vio un bulto.

Y es que, cuando a raíz de todos los viajes que había hecho sola, no sólo a Altea, sino por todo Mira, Midnight había terminado por desarrollar la pequeña pero nada desdeñable capacidad de estar atenta a lo que podía encontrarse en los caminos. En aquel mundo, al fin y al cabo, había también demonios, asesinos y ladrones que asaltaban a los viajeros desprevenidos. Estar ojo avizor de lo que podía ser una molestia (como un atacante) o una ayuda (como un manantial que no apareciera en su mapa) era de lo más útil que podía hacer.

Con todo, en aquella ocasión, no fue un atacante ni un manantial lo que vio de reojo, sino un bulto. Así dicho, un bulto informe bajo un árbol no más alto del metro y medio. No era su política, por norma general, acercarse a los bultos desconocidos, pues éstos solían resultar en demasiadas ocasiones un impedimento para su viaje, pero aquel día se había cansado de caminar, estaba aburrida y sus dos inexactas coletas estaban deshechas... Así que vio aquella oportunidad de pararse como el momento ideal de descanso. Se acercó a dicho bulto con sigilo, pero de frente, con las manos levemente en alto y la mente abierta por si de repente se le presentaba una pelea.

Cuando estuvo lo bastante cerca para distinguir la figura de un muchacho, bajó ambas manos. Cuando comprobó que aquel muchacho no estaba ni consciente, terminó de relajarse. Se acuclilló delante del joven desconocido con una mirada azul profundo que irradiaban curiosidad. Tenía manchas en la piel y la ropa hecha jirones. Tardó menos de un minuto en decidir que aquel muchacho no le iba a causar problemas. Ignoró en la medida que pudo al nekomata que tenía sobre las piernas, pues, por norma general, los animales no solían tener mucho cariño hacia ella, menos aún de manera instantánea y nuestra semi demonio no quería terminar con la cara arañada. Chasqueó la lengua.

-¿Dormirá? ¿Fingirá dormir?- preguntó en voz alta con tono inquisitivo, pretendiendo, quizá, despertar al contrario con sus palabras -Quizá ya esté muerto- dijo alzando una ceja a sabiendas de que el joven todavía respiraba -Quizá se haya perdido- ¿Acaso tenía sentido tratar con tono petulante a alguien que no está ni consciente? Se sentó en la hierba y lanzó un prolongado suspiro.

¿Qué demonios debía hacer ahora?
Spoiler:
¡No me odies! Estuve de exámenes y pasé a modo "Tardona Suprema" :''D
avatar
Midnight
Hibridos
Hibridos

Mensajes : 10


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: What should I do? [Priv. Midnight]

Mensaje por Sora J. Hahn el Miér Jun 25, 2014 9:47 am

Era un día soleado, Kuro corría alegremente por el bosque mientras Shiro y Sora se sentaron sobre unas sillas de madera, que llevarían ahí como más años de los que llevaba Shiro en esa casa, y comenzaron a hablar. Pero no era una conversación normal. "¿Por qué he tenido que morir por tí?" ... "¿Por qué he tenido que morir por un asqueroso demonio? ¿Es que tú no mereces la muerte más que yo? Conocía a tu madre desde siempre, ¿se merecía ella esa muerte en la cárcel? Fue por tú culpa también y lo sabes..." Las palabras del viejo se clavaban en el alma del joven y rápidamente, todo aquel escenario que parecía completamente de verdad, se convirtió en un fondo negro, donde solo estaba Shiro frente a Sora. "¡Respondeme!" Gritó el viejo mientras sacaba un cuchillo y apuñalaba repetidas veces el torso al descubierto del chico. La sangre del chico era de color blanco, y cada vez que una gota llegaba al suelo se escuchaba un "por qué" en la lejanía y con eco. "Yo... no... " Este fue el último aliento de Sora antes de caer sin vida al suelo.

Todo desapareció como si no hubiese existido, pues se trataba de un sueño de Sora, o más bien de una pesadilla. Pero se volvió a crear otro escenario, esta vez hacía más calor, Sora estaba rodeado de rocas al rojo vivo y de magma por doquier. Frente a Sora se levantó una figura sin rostro, completamente negra y parecía tener solo dos dimensiones, como si de una sombra se tratase, esta se dirigió a Sora. "Te lo advertí, este no es tu mundo, deberías de haber aceptado a venir conmigo cuando te lo ofrecí, ahora solo... Muere."

De nuevo, otro fondo negro, en el que solo se escuchaba con un leve eco frases pronunciadas por una voz desconocida. "Quizá se haya perdido? " Fue entonces cuando el chico empezó a mover lentamente la cabeza, abriendo los ojos muy lentamente. Al ver que había alguien frente a él, sin saber por qué empezó a escuchar un pitido en sus tímpanos que podría dejarle sordo perfectamente, y después empezó a ver como la cara de aquella chica empezaba a cambar por la de Shiro, y después la de Satanás, en el mismo instante el chico agarró su katana sin desenfundarla y la dejó a pocos centímetros del cuello de Satanás. El rostro de aquella persona no dejaba de cambiar una y otra vez entre el de Shiro, Satanás y lo que parecía ser una chica completamente desconocida para él. Las caras no dejaban de parpadear, y todas, sin excepción, estaban gritando sin parar, quizá el grito era provocado por el pitido de los oídos que había sufrido Sora. Al cabo de un rato de estar cambiando de cara sin cesar, el rostro se quedó fijo en el de Shiro.

Sora llevó su mano derecha muy lentamente hasta tocar el rostro de Shiro, aunque para tener la cara llena de arrugas, lo que estaba tocando era bastante más suave, pero claramente no se fijó en esos detalles. - Yo... no tuve la culpa... perdoname... - murmuró mientras por sus mejillas se deslizaban algunas lágrimas. Un segundo después, la cara volvió a ser la de una chica, desconocida, con unos orbes azules preciosos, una tez blanca y un pelo largo color negro azabache.  El chico tardó un rato en darse cuenta de que tenía su mano derecha sobre el lado izquierdo de la cara de la chica, y entonces retiró su mano. - ¿Qu-quién eres? ¿Qué haces aquí? - murmuró mientras agitaba repetidas veces su cabeza.

Rápidamente Sora se levantó del suelo, bueno, lo más rápido que pudo, y miro a todos lados. -Tiene que ser un sueño... todo esto... - dijo mientras tocaba los árboles de su alrededor y miraba a todos lados. -No... parece real... ¿por qué? .- dijo mientras volvía a sentarse en su mismo sitio mirando al suelo, casi ignorando por completo a la chica que tenía en frente. Entonces el chico levantó lentamente la cabeza y miró de arriba a abajo  a la chica. - ¿Cuánto tiempo llevas ahí? - dijo mientras se sobresaltaba, como si no recordase que ya la había visto antes, como hace 1 minuto.
avatar
Sora J. Hahn
Hibridos
Hibridos

Mensajes : 11


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: What should I do? [Priv. Midnight]

Mensaje por Midnight el Sáb Jun 28, 2014 10:10 am

Nada, el chico no respondía... Empezaba a pensar que de verdad el chico estaba enfermo, desmayado o, no lo quisieran los demonios mayores,  muerto. Estaba a punto de cruzarle la cara para despertarle, o comprobar si respiraba, cuando el muchacho se movió. Para ponerle una espada en el cuello.

Midnight se regañó a sí misma por su absoluta sorpresa. ¡Bajar así la guardia! Aunque estuviera constantemente alerta,  ¿de qué le servía si al mínimo cambio se confiaba y se convertía en una presa ridículamente fácil? ¿Se podía ser más inútil acaso? Chasqueó la lengua con desagrado. Sin embargo, como la espada no estaba desenfundada, no consideró necesario hacer aparecer ningún arma de las sombras por el momento. De todas maneras no pensaba dejar que aquello pasara de nuevo.

Después el joven comenzó a hablar, diciendo palabras absurdas, pidiendo perdón... Midnight decidió que el tipo debía de estar alucinando, o debía de seguir dormido, una de dos. No estaba muerto, con eso se bastaba y se sobraba nuestra medio demonio, pues pocas cosas habrían conseguido desagradarla tanto como haber estado hablando con un cadáver. Quieta, atenta a sus movimientos, la pelinegra se dejaba acariciar. Fuera lo que fuera que el otro estuviera viendo, debía de ser lo bastante impactante como para arrancarle unas lágrimas.

-Soy quien te ha encontrado. Y a quien has amenazado con una funda de... ¿Espada? ¿O guardas un palo ahí?- inquirió alzando una ceja, con tono entre calmado y curioso. Cualquier preocupación que hubiera podido sentir por el contrario en algún momento desde que se lo encontrara apenas unos minutos antes, había desaparecido de su voz y su comportamiento. -El qué hago aquí ya es más complicado de responder... ¿Qué hacemos ninguno de nosotros en el mundo? ¿A dónde van nuestras vidas? No creo que sea una pregunta para una desconocida- alzó una ceja sonriente ¿para qué responderle de manera directa si podría marear la perdiz sin decir nada en realidad?

El muchacho siguió con su palabrería inconexa obligando a Midnight a guardar silencio y fingir escuchar. Mientras tanto, se quitó la mochila que llevaba a la espalda  y sacó una de las cantimploras pata beber un trago de agua. -Llevo aquí un rato. Ya sabes, sigo siendo la misma a la que has amenazado,  “Yo no tuve la culpa perdóname”- repitió lenta y perezosamente lo que había escuchado de su boca hace apenas unos instantes. Tras dudarlo un poco, le tendió el agua al otro en un gesto casi amable. -¿Sabes? La gente tiende a darse cuenta cuando estoy delante, sobre todo cuando soy la única que hay en varios kilómetros a la redonda- rió con calma y cierta burla, como cada vez que lo hacía.
avatar
Midnight
Hibridos
Hibridos

Mensajes : 10


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: What should I do? [Priv. Midnight]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.